10 Ene

Testimonio de voluntariado desde Sierra Leona

Mar y Alberto explican sus vivencias tras cuatro meses de experiencia en Lungi.

"Hace poco hicimos cuatro meses a Lungi, y ahora que han sido las fiestas de Navidad y hemos dispuesto de un poco de tiempo libre queremos aprovechar para poneros al día de nuestra experiencia en Sierra Leona.

Nuestro trabajo consiste principalmente en hacer de profesores. Aquí, la comunidad de salesianos gestiona algunas escuelas de la zona y nosotros trabajamos en la más cercana, la Saint Augustine Agricultural Senior School. Además, por la tarde acompañamos a los niños en el oratorio.

Aunque necesitamos un poco de tiempo para adaptarnos a la forma de trabajar de las escuelas, ahora ya hemos cogido el ritmo. A veces es difícil explicar el temario en clases donde tenemos hasta setenta alumnos y unas temperaturas que te hacen sudar todo el día, pero en general son muy respetuosos, y al terminar la clase, si consideran que lo has hecho bien, te lo agradecen.

En las tardes, hacia las cuatro, vamos al oratorio. Es un espacio grande, que incluye una capilla, un campo de baloncesto, uno de fútbol y una zona con algunos juegos para los niños que vienen. Participamos de las actividades que se llevan a cabo, como jugar al baloncesto, damas, o simplemente hablar con ellos e intentar aprender algo de Krio, una de las lenguas que hablan aquí.

Hemos aprovechado estos días de vacaciones para hacer la decoración de Navidad de la casa. Hemos hecho unos copos de nieve, unas Figuritas de Santa Claus con botellas de plástico, un árbol de Navidad y un pesebre que ha montadoPaul, un hermano salesiano de la comunidad. Es curioso pasar la Navidad con este calor (y sin turrones!). De todos modos, estamos compartiendo estas fechas con los salesianos y el resto de la comunidad, y es una experiencia fantástica ".

volver arriba