17 Abr

Más de 130 jóvenes y 30 educadores participan en la #StarPeace 2018 en Barcelona

Es la segunda edición de esta iniciativa organizada por las ongd de Salesianos y que ha reunido adolescentes y jóvenes de 15 a 19 años para trabajar, en esta ocasión, sobre la cultura de la paz.

Eloi González, de 17 años, es uno de los jóvenes participantes en la #StarPeace 2018 que ha tenido lugar del 13 al 15 de abril en Salesianos Martí Codolar, en Barcelona. Perteneciente al grupo solidario VOLS-Jove de Salesianos Mataró cuenta que el año pasado ya participó en la primera edición de las jornadas en Mohernando, Guadalajara, y que bajo el lema “Tú también juegas. Iniciativas locales para cambios globales” se trabajaron los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). Eloi está convencido que “las cosas se hicieron muy bien porque la gente ha repetido y además somos muchos más participantes ya que se ven muchas caras nuevas”.

Los participantes de estos encuentros son mayoritariamente chicos y chicas de los diferentes ambientes (escuelas, parroquias, centros juveniles, etc) de salesianos en España, pero no exclusivamente. El número de centros públicos que se adhieren a esta iniciativa de grupos de Espiral Solidaria e Iniciativas Solidarias (como se llaman en el ambiente salesiano) va en aumento y un ejemplo de ello es la participación en las jornadas de Laura Vecilla, de 18 años, del Instituto Augusto González de Linares, en Santander, que no se ha querido perder la cita por segundo año consecutivo.

Esta joven se muestra radiante por todo lo que se trabaja y comparte en las jornadas. Ha sido el mismo Eloi quién ha ido a buscarla para que habláramos con ella. Laura nos explica que gracias a las jornadas del año pasado y a las experiencias y buenas prácticas que se compartieron han abierto un grupo solidario en su colegio que han hecho transversal en diferentes cursos. “Esto nos ha permitido llevar a cabo muchas acciones solidarias, por ejemplo, una de las iniciativas que hemos adoptado ha sido la campañas de reyes para que los niños más vulnerables de nuestro entorno no se quedaran sin regalos. Ha sido una experiencia genial”.

Los jóvenes tienen mucho que aportar

Laura añade   que “estos encuentros sirven para que nosotros, los jóvenes, que somos el futuro, tengamos iniciativas nuevas y distintas que puedan ayudar a evitar todos los problemas actuales: las guerras, las injusticias, etc. Es un espacio perfecto para sentirse acompañado y reflexionar conjuntamente para extraer nuevas ideas”.

Esta misma idea la recoge Eloi, quien añade que este espacio “es un lugar en el que uno aprende continuamente desde la escucha activa de los puntos de vista de todos y eso permite tener una visión más amplia y seguir formándote como persona”. También apunta que “estamos en una sociedad muy individualista en la que algunos jóvenes a veces critican que este tipo actividades son un poco de adoctrinamiento, y nada más lejos de la realidad, y cuantos más seamos mucho mejor”.

El papel clave del acompañamiento de los educadores en los procesos de los jóvenes

Cristina Martínez es una de las educadoras que se han dejado la piel para acompañar, compartir y diseñar en estos días las diferentes dinámicas educativas para todos estos jóvenes. Los educadores se han metido a fondo en el papel y se han caracterizado como los personajes de Star Wars con el objetivo de empatizar al máximo con los jóvenes y aprovechar el tiempo al máximo.

“Este tipo de encuentros son una inyección brutal de energía. Ellos (los jóvenes) tienen mucha vitalidad y se vienen arriba muy rápido. Si combinas la vitalidad y la energía que tienen con trabajar ciertos temas que nos preocupan pero que quizás ellos no se paran a reflexionar en su día a día luego los resultados son una auténtica pasada”, explica Cristina.

Y añade que “de estos encuentros salen reflexiones brutales que muchas veces nos sorprenden a los propios educadores. A veces creemos que no se dan cuenta de lo que pasa y claro que se dan cuenta, pero necesitan espacios como este para poder expresarse y poder pararse a pensar, porque la sociedad en la que vivimos no les da esa oportunidad, es todo inmediato, las redes sociales, etc”.

La importancia de la Educación para el desarrollo (EpD)

Este encuentro se produce en un momento clave en la vida de las tres ongd de Salesianos España que han organizado el encuentro: Solidaridad Don Bosco, VOLS y Jóvenes y Desarrollo, ya que están en proceso de unificación para convertirse en una única organización que trabajará conjuntamente en todo el territorio.

Joaquín Rodríguez, coordinador del departamento de Educación para el desarrollo de las tres ongd, es consciente que el lenguaje técnico del sector que se utiliza en las ongd a veces queda un poco lejos de la comprensión de algunas personas y por eso aterriza el concepto Educación para el desarrollo a “cómo educar para mejorar el mundo en el que vivimos y que todas las personas tengamos oportunidades para que tengamos una vida digna en la que podamos vivir en paz y en la que nuestro progreso y desarrollo no esté vinculado a elementos económicos y que principalmente pongamos en el centro a las personas. En este sentido, la educación para el desarrollo incorpora que sean procesos y no actividades puntuales, planteamientos críticos y no nos dejemos llevar por la corriente principal, etc”

Joaquín finaliza con un #QueLaPazTeAcompañe, uno de los hashtag principales que han dado vida a esta jornada.

volver arriba